6 cosas que deberías saber sobre la contaminación acústica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el ruido es uno los factores ambientales que provoca más enfermedades.  Estamos tan acostumbrados a generarlo y soportarlo que seguramente no nos demos cuenta de sus consecuencias.

El tráfico, principal fuente de contaminación acústica

 

Si, es el tráfico y los vehículos a motor la principal fuente de contaminación acústica. La OMS calcula que solo el ruido del tráfico perjudica la salud de al menos un tercio de los europeos.

Los vehículos a motor causan el 80% de la contaminación acústica. La actividad industrial representa un 10%, el tráfico del ferrocarril un 6% y el ocio alrededor de un 4%.

Mucho ruido y pocas medidas

En España tenemos fama de ruidosos. Somos el país de Europa que registra el mayor índice de ruido y el segundo de mundo, después de Japón, según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Europeo (OCDE).
España tiene su propia Ley de Ruido, además de distintas normativas locales y autonómicas. A pesar de que existe un elevado grado de permisividad respecto al ruido y al exceso de volumen, cada vez hay más personas que denuncian.

Los animales también sufren por el ruido

No solo el ruido afecta a los seres humanos sino que también influye de forma negativa sobre la naturaleza, alterando el hábitat de determinados animales. Muchos animales poseen un sentido auditivo extremadamente sensible, necesario para su supervivencia como especies. Por eso, la contaminación acústica supone un problema para ellos.

Día sin ruido

El 25 de abril de cada año se celebra en todo el mundo el Día Internacional de concienciación sobre el ruido. Con esta celebración las autoridades intentan sensibilizar a la población de los efectos del ruido sobre la salud y de las medidas preventivas existentes para evitarlo.

A partir de 65 decibelios, baja el volumen

El nivel de ruido se mide en decibelios (dB). El límite recomendado como tolerable es de 65 decibelios durante el día y 55 por la noche. Si se supera este tope, comienzan los problemas de salud.

En España este límite se sobrepasa, según un informe indica que casi el 60% de la población española padece niveles sonoros superiores a los 65 decibelios.

¿Cómo afecta la contaminación acústica a nuestra calidad de vida?

El ruido es una amenaza invisible. Está presente en nuestra vida cotidiana (en el trabajo, en la calle y hasta en nuestra propia casa). Varios estudios demuestran una relación directa entre el exceso de ruido y el aumento de enfermedades. De hecho después de la contaminación atmosférica, la acústica es la segunda causa de origen ambiental que provoca alteraciones en la salud.

¿Cómo se realiza un trabajo
de control de ruido industrial?

La actividad empresarial y más concretamente la industrial, es uno de los principales generadores de ruido debido a la maquinaria utilizada y al funcionamiento de la propia actividad, sometidas a altas exigencias competitivas y de producción. Las empresas generan ruido interior que afecta a los trabajadores y en consecuencia, están obligadas a cumplir con la normativa vigente para garantizar su protección mediante la eliminación del ruido en origen o al menos reduciéndolo todo lo posible.

Nuestra meta es hacer el mundo más confortable y silencioso

Pero el ruido no sólo se queda en las instalaciones de las empresas, sino que también afecta al entorno en el que se ubican, lo que hace necesario llevar a cabo un control de ruido efectivo que mitigue y reduzca el contaminante. Para ello, se realiza un estudio riguroso atendiendo no sólo a criterios acústicos propiamente dichos, sino también al análisis de las condiciones de las instalaciones, así como al funcionamiento y rendimiento de la maquinaria utilizada.

Soluciones para el control de ruido
Fabricamos e instalamos a medida todos los tratamientos necesarios para controlar de forma eficaz el ruido originado por cualquier tipo de maquinaria (enfriadoras, climatizadoras, grupos electrógenos, grupos de presión, bombas, etc.) u otros factores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad *
Leer la política de privacidad